Gandia iniciará en marzo la rehabilitación del puente de la avenida de Alacant

El proceso de licitación del proyecto de rehabilitación del puente de la avenida de Alicante ya está en marcha, en el que se han presentado un total de cinco empresas. Recientemente se han abierto las plicas técnicas y se están valorando y la próxima semana se abrirán las ofertas económicas. De esta manera, la adjudicación definitiva de las obras podría hacerse efectiva en un mes y empezarían en marzo con un plazo de ejecución de 8 meses, antes de que finalice el año. El presupuesto es de 1,5 millones de euros aproximadamente, financiados íntegramente con fondos municipales dentro del Plan de Inversiones que contempla el presupuesto municipal de 2021, que está previsto aprobarse la semana próxima.

“La pandemia ha demostrado que es básico ampliar los espacios para la ciudadanía. Así, apostamos por hacer realidad en estos tiempos infraestructuras como esta, para que los gandienses podamos cuidarnos disfrutando de espacios más amplios y seguros. También necesitamos que las Administraciones sean motor de la economía. Por eso, la actuación generará 24 puestos de trabajo, entre directos e indirectos”, ha indicado la alcaldesa de Gandia, Diana Morant.

Se trata del segundo puente que se construyó en la ciudad, uno de los principales accesos a Gandia, con un proyecto para completar el nuevo itinerario seguro de acceso en el hospital, dotando de una continuidad a la obra ya realizada. Servirá para culminar la unión del centro de nuestra ciudad con el hospital Francesc de Borja, que abrió sus puertas durante la primavera de 2015 con escasos y deficientes accesos peatonales desde el casco urbano, y que el Gobierno local que vino después tuvo que resolver y poner solución.

El puente de la avenida de Alacant tampoco se corresponde con las necesidades de la ciudadanía. Es una zona muy transitada, fundamental para el acceso al hospital, así como a las zonas industriales y comerciales del sur de Gandia. Sobre todo, tiene muchas dificultades para la movilidad a pie o en bici: con un ancho de acera insuficiente, elevadas velocidades de vehículos, elevado peligro de accidentes, falta de alumbrado con la consecuente percepción de inseguridad, etc. Por eso, la actuación más importante es la ampliación de las aceras, de menos de un metro a 3 metros a cada lado, adaptándolas a los criterios de seguridad y movilidad. También hay que tener en cuenta el valor patrimonial y del entorno, que ha ido deteriorándose a causa de servicios colgados o conducciones situadas en el puente.

Este puente se sitúa dentro del paisaje protegido del Serpis, con un paseo fluvial que a medio plazo se quiere conectar con el mar. También está en el ámbito de protección de la muralla de Gandia y del núcleo histórico. Representa, por lo tanto, un excelente punto de observación de la ciudad.

En este sentido, el Gobierno de Gandia continúa mejorando los dos principales accesos para peatones que tiene el hospital comarcal. Por un lado, el del puente de la avenida de Alacant, donde además de este proyecto, ya se ejecutó en 2019 una actuación complementaria con el itinerario para peatones dotada con 193.000 euros. Por otro lado, el otro acceso del parque de Ausiàs March, donde se han invertido más de 300.000 euros por parte de la Diputación de València rompiendo la barrera del río Serpis y prolongando el paseo de las Germanías, y donde se va a trabajar con nuevas fases para que la ciudadanía pueda llegar al hospital con más comodidad.

Morant también ha recordado que no se trata de un proyecto aislado, ya que la ciudad está invirtiendo en la mejora de puentes desde la legislatura pasada, como por ejemplo la peatonalización del Pont Vell d’Oliva o la construcción por parte del Ministerio de Fomento del nuevo puente que une Venècia y con els Marenys de Rafalcaid.

“Sabemos que las infraestructuras de puentes son importantes para una ciudad que tiene río y que tiene que superar esa barrera y seguimos en ese plan integral de revisión y mejora de nuestros puentes para favorecer la integración de todos los espacios de la ciudad y la movilidad de las personas, sobre todo en la trama más urbana”, ha concluido la primera edil de Gandia.